Novedades

Buenas Noches

Siervo fiel y cumplidor

Siervo fiel y cumplidor

El Reino de los cielos es semejante a dos hermanos que vivían felices y contentos, hasta que recibieron la llamada de Dios a hacerse discípulos. El de más edad respondió con generosidad a la llamada, aunque tuvo que ver cómo se desgarraba su corazón al separarse de su familia y de la muchacha a la que amaba y con la que soñaba casarse. Pero, al fin, se marchó a un país lejano, donde gastó su propia vida al servicio de los más pobres. Se desató en aquel país una persecución de resultas de la cual fue detenido, falsamente acusado, torturado y condenado a muerte. Y el Señor le dijo: “Muy bien, siervo fiel y cumplidor. Me has servido por el valor de mil talentos. Voy a recompensarte con mil millones de talentos. ¡Entra en el gozo de tu Señor!” La generosidad del más joven fue menor. Decidió ignorar la llamada, seguir su camino y casarse con la muchacha a la que amaba. Disfrutó de un feliz matrimonio, le fueron bien los negocios y llegó a ser rico y próspero. De vez en cuando daba una limosna a algún mendigo o se mostraba bondadoso con su mujer y sus hijos. También de vez en cuando mandaba alguna pequeña suma de dinero a su hermano mayor que se encontraba en un remoto país, adjuntándole una nota que decía: “Tal vez con esto puedas ayudar mejor a aquellos pobres diablos”. Cuando le llegó la hora, el Señor le dijo: “Muy bien, siervo fiel y cumplidor. Me has servido con valor de diez talentos. Voy a recompensarte con mil millones de talentos. ¡Entra en el gozo de tu Señor!” El hermano mayor se sorprendió al oír que su hermano iba a recibir la misma recompensa que él. Pero le agradó sobremanera. Y dijo: “Señor, aun sabiendo esto, si tuviera que nacer de nuevo y volver a vivir, haría por Ti exactamente lo mismo que he hecho”. Anthony de Mello

¿Por qué crees que reaccionó así el hermano mayor?

Brote del Reino

Brote del Reino

Lee atentamente. Si alguna vez hemos leído atentamente los evangelios, veremos que Jesús no hace una lectura creyente de la realidad, sino que hace una lectura real del Reino. Explica el Reino con casos de la realidad. Ninguno de ellos agota el Reino y todos ellos dicen algo de él. Al final pregunta: ¿qué les parece? Saquen ustedes mismos las conclusiones. Pero, así como Jesús habla y el mismo es real, también es cierto que el pecado lo es. No es un sentimiento de la conciencia que me remuerde un poco. Es algo real. Desde el exterior accedemos a nuestra responsabilidad cara a los demás, cara a la realidad. Se puede ver también la fealdad del pecado y su malicia. También nosotros e importante que aprendamos a referirnos en concreto de nuestras faltas y pecados. Del pecado en abstracto podemos salvarnos y decir que somos pecadores, etc., pero en lo concreto, en lo cometido, nadie se reconoce. En abstracto no tenemos problema para decir que somos egoístas. Lo concreto tiene nombres y apellidos concretos, reales. Pidamos al finalizar el día de hoy, que nos de la gracia de ver y sentir, la fealdad del pecado, su maldad y, al contrario, la belleza de la vida plena, de la virtud. Como don Bosco enseña en Valdocco, habiendo aprendido en su propio hogar junto a Mamá Margarita.

¿Qué aspectos “feos” por el pecado he visto hoy? ¿Qué pecados he cometido yo?

¿A qué me invita el Señor hoy?

¿Qué le digo al Señor al finalizar el día?

* Para Mañana… ¿cómo puedo contribuir a aumentar la belleza de la vida?
La paz que nace de un corazón nuevo

La paz que nace de un corazón nuevo

¿Qué entendemos por ese corazón nuevo que nace de la paz?
Los textos bíblicos nos pueden ayudar a hacernos una idea concreta de cómo es el corazón nuevo. San Lucas dice que “María conservaba el recuerdo de todo meditándolo en el corazón” (Lc 2, 19) Pablo en la carta a los Gálatas escribe “y la prueba de que son hijos, es que Dios envió a su corazón el Espíritu de su Hijo que grita Abba, ¡Padre!” En primer lugar el corazón se nos presenta no sólo como sede de los sentimientos, sino también como el lugar profundo en el que la persona toma conciencia de si misma. Se subraya en segundo lugar, la importancia del corazón respecto a la salvación. Jesús está presente en la historia como Salvador. Pero esta salvación es realmente eficaz en la historia, cuando pasa por nuestros corazones, que por la fuerza del Espíritu Santo se convierte en corazones nuevos, animados por el amor filial de Dios. La mera presencia de Jesús no produce salvación, Según san Lucas, se convierte en tal, cuando es acogida, como María. Un tercer punto nos lleva a considerar la especial plenitud de vida que el corazón descubre en sí mismo cuando, por así decirlo, sale de sí y encuentra la absoluta novedad del amor de Dios que se nos da en Jesús. Si estas son las características del amor humano, no es extraño que deba representar un papel relevante en la paz.

¿Qué te pide el Señor en este día? ¿Qué le dices al Señor antes de tu descanso?

Aquí está

Aquí está

Es el evangelio de Lucas el que nos ha conservado su memoria en el relato de los de Emaús: “Algunas mujeres de las nuestras nos han sobresaltado: fueron muy de mañana al sepulcro y, no encontrando su cuerpo, volvieron contando incluso que habían visto una aparición de ángeles que les habían dicho que estaba vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron tal y como lo habían dicho las mujeres, pero a él no lo vieron” (Lc 24,22-24). Ahí está la diferencia: ante un mismo dato -una tumba-, unos se atienen a la posibilidad de los hechos y se quedan encerrados en los límites de su conocer: “no lo hemos visto”. Otros -otras, en este caso- se abren a una palabra que trasciende su visión y anuncian: “está vivo”. Nuestro mundo y nuestra Iglesia están necesitando de ese anuncio, aunque se sobresalten. Por eso vamos a acercarnos a algunas de esas mujeres “de las nuestras” para que nos ayuden a encontrar caminos que, aun cuando nos resulten desconcertantes, nos acerquen al Evangelio de Jesús.

¿Qué te dice el Señor en este día que concluye?

Biblioteca

Escucha y ¡Levántate!

Escucha y ¡Levántate!

Claves de lectura y análisis de la crisis social que esta viviendo nuestro país.

Protesta mundial por el clima

Protesta mundial por el clima

El cambio climático es un asunto complejo, donde convergen –de algún modo difícil de precisar– la naturaleza y la acción humana. El problema es que la mayoría de personas no terminamos de dedicar al asunto el tiempo necesario para intentar comprender y resolver.

Sobre los Whatsapp del Curso

Sobre los Whatsapp del Curso

¿Estamos los adultos preparados para utilizar las redes sociales de la mejor manera? ¿Nos metemos en problemas por no darnos cuenta que en realidad no es lo mismo conversar por WhatsApp que cara a cara?

Acompañar pastoralmente a jóvenes en la Iglesia

Acompañar pastoralmente a jóvenes en la Iglesia

Conclusiones de la sociedad de catequetas latinoamericanos de su reunión en Bogotá. La carta tiene como objetivo: intercambiar la reflexión catequética en torno a quienes constituyen el presente de la sociedad y la Iglesia: los jóvenes. Además de compartir las inquietudes, convicciones y opciones, en el gran desafío de hacer camino con Jesús en la búsqueda de una vida plena y feliz.

Via Crucis: el rostro del Otro

Via Crucis: el rostro del Otro

Insumo para realizar Vía Crucis en Semana Santa desarrollado por el Instituto de Pastoral Juvenil de la UCSH, ofrecido para todas las comunidades.

Ateísmo Superficial

Ateísmo Superficial

Hay quienes dicen que no creen en la Iglesia ni en «los inventos de los curas», pero creen en Dios. Sin embargo, ¿qué significa creer en un Dios al que nunca se le recuerda, con quien jamás se dialoga, a quien no se le escucha, de quien no se espera nada con gozo?

Espiritualidad compartida: Laicos adultos y jóvenes

Espiritualidad compartida: Laicos adultos y jóvenes

En el siguiente artículo se aborda la “espiritualidad compartida con el mundo juvenil” desde un foco muy  actual y gratificante para el hombre de hoy, en particular de los jóvenes. Aquello que está en el ADN del ser joven: Vivir en clave de alegría, la vida cotidiana. Decimos que es “una espiritualidad compartida” ya que desde el mundo adulto que acompaña a los jóvenes quedamos impregnados con la vitalidad, energías, alegría y cuanto sentimiento irradian los jóvenes que pareciera un contagio por osmosis.

Cinco formas de ver el aprendizaje

Cinco formas de ver el aprendizaje

Cinco formas de ver el aprendizaje y sus relaciones con las emociones y climas de aula

Las tareas pendientes en educación: Lo Público y la Calidad

Las tareas pendientes en educación: Lo Público y la Calidad

El texto trata dos temas que son realmente centrales para la educación: el significado de lo público y el de la calidad de la educación. Fundamentalmente se trata de saber si en una sociedad, lo público es visto como una entidad independiente, superior, por sobre los ciudadanos y preocupada por el bien común, o si es visto como la suma de las voluntades e intereses de los ciudadanos tomados individualmente.